6 Policias fueron enviados a la carcel por tortura a un joven

De acuerdo con la Fiscalía, la víctima fue capturada de forma ilegal.

La Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en una cárcel contra cuatro patrulleros y dos subintendentes de la Policía, presuntos responsables de privación ilegal de la libertad y tortura agravada contra un joven en Medellín.

 Los seis hombres son investigados, luego de que un joven de 26 años denunciara que el 3 de octubre de 2017, a las 8:30 p. m., fue retenido por varios uniformados en una vía pública porque la moto en la que se movilizaba no tenía al día la revisión técnico mecánica, ni el Soat.

La víctima, de acuerdo con el informe del ente acusador, relató que después lo llevaron hasta el comando de Policía del barrio Villa Hermosa (comuna 8), donde lo golpearon durante tres horas, tras señalarlo como responsable de un supuesto atentado que sufrieron los policías días antes.

La Fiscalía reseñó que luego de la golpiza, fue dejado en libertad hacia la medianoche. El joven acudió a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía para denunciar los hechos. 

“En la denuncia explicó de manera detallada los sitios de la estación de policía donde habría sido objeto de patadas, puños, planazos y amenazas con arma de fuego”, indicó la Fiscalía.

Expertos en criminalística del CTI Seccional Medellín se trasladaron hasta el lugar para verificar la veracidad de la información y, por medio de luces forenses,  obtuvieron rastros y muestras de sangre en tres puntos específicos de la edificación, que coincidieron con los señalados por el joven.

En la denuncia explicó de manera detallada los sitios de la estación de policía donde habría sido objeto de patadas, puños, planazos y amenazas con arma de fuego.

El reporte entregado por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses estableció que la víctima tenía heridas en el rostro, la espalda y el abdomen que le generaron un incapacidad provisional de 10 días.

Los procesados fueron capturados por el CTI con apoyo de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y no se allanaron a los cargos imputados. La medida de aseguramiento fue proferida por el Juzgado 41 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.

Fuente El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *